Apología

A los que no SUD:

En el Internet hay mucha información incompleta, tergiversada o falsa sobre el mormonismo, si usted no es miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días le invito a seguir el ejemplo de los judíos de Berea cuando Pablo les predico el evangelio: “En seguida los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea, quienes, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. Así que creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres.” (Hechos 17:10-12)

Lo invito a escudriñar las escrituras para saber por si mismo (no por lo que le hallan dicho otras personas) si las enseñanzas de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días concuerdan con las enseñanzas de los profetas y apóstoles de la antigüedad. El Salvador les dijo a sus discípulos:“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad…” (Juan 16:12-14) yo le testifico que el Espíritu Santo le manifestara que nuestras enseñanzas son verdaderas y vienen de Dios.

A los SUD:

Como miembros de la Iglesia a veces al buscar información en Internet para prepararnos para dar un discurso, una clase o una capacitación encontramos muchas paginas anti mormonas que atacan la historia, la doctrina, las practicas y al liderazgo de la Iglesia, además plantean preguntas que no son fáciles de responder, si nos encontremos en esta situación debemos recordar lo que el apóstol Pedro les dijo a los miembros de la Iglesia primitiva: “… estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.” (1 Pedro 3:14-16)

El propósito de esta sección es ayudarnos a estar siempre preparados para defender el evangelio restaurado. Es importante advertir que no es correcto ni cristiano discutir con personas que profesan otras religiones o filosofías, como el apóstol Pablo advirtió: “Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas. Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,” (2 Timoteo 2:23-25).


ÍNDICE

1.- Apologética 2.- Respuestas a las criticas más comunes
1. Apología cristiana
2. Apologética SUD
3.- Preguntas y respuestas 4.- Recursos apologéticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *