Historia de la Iglesia

PD50001072_000_Brochure.indd

“En las Escrituras, especialmente en el Libro de Mormón, se deja en claro que las memorias son un principio fundamental y salvador del Evangelio. Llevamos registros a fin de poder recordar. Los recuerdos del pasado nos dan la debida perspectiva como hijos de Dios para tener fe en nuestro destino futuro y, por eso, para vivir en el presente con mayor fidelidad.

El 6 de abril de 1830, el día en que se organizó la Iglesia, el Señor le mandó al profeta José Smith: “He aquí, se llevará entre vosotros una historia” (D. y C. 21:1). Ésa es la revelación en la cual se basa el cargo de historiador y registrador de la Iglesia.

Ese día, el Profeta aprendió cuán importante es para el Señor que se lleve una historia de la Iglesia, y no tardó en llamar a Oliver Cowdery para ser el primer historiador y registrador de ésta. Al principio, él registraba las minutas de las reuniones, las bendiciones patriarcales, los datos de los miembros y los certificados de autoridad del sacerdocio; también empezó lo que se podría considerar una historia narrativa de la Iglesia.

La actividad de llevar registros comenzó con un mandamiento de Dios y continúa hasta hoy.”

Elder Marlin K. Jensen, “Se llevará entre vosotros una historia”. Liahona, Diciembre 2007, pág. 26


ÍNDICE

1- Comprendiendo la Historia de La Iglesia 2- Historia General de la Iglesia
1. La historia y el problema de la subjetividad
2. Lograr un equilibrio respecto a la historia de la Iglesia
3. Los tres niveles de la historia mormona
1. Nuestro Legado: Una breve historia de La Iglesia
2. La historia de la Iglesia en la dispensación del cumplimiento de los tiempos
3- Historia de La Iglesia en Latinoamérica 4- Recursos de Estudio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *