Sociedad

 

“La raíz de la palabra civilización llena nuestro lenguaje político. Civilización, cívicos, civismo, civil, derechos civiles…, todos estos apuntan a cómo nos tratamos los unos a los otros en la construcción de un fin común. Es una cuestión de cultura más que de la ley, de deber más que de demanda. Y debido a que los seres humanos somos sociales y religiosos por naturaleza, un sistema político sano acomoda ambas capacidades. La sociedad y la iglesia, junto con todos sus valores y servicios que se extienden y que a menudo se superponen.

La construcción de una sociedad civil comienza en el corazón y crece hacia el exterior. Edmund Burke dijo muy bien: “Para unirse a la subdivisión, hay que amar el pequeño pelotón al que pertenecemos en la sociedad, es el primer principio de los afectos públicos”(2). De modo que según Burke, si no amamos a nuestra comunidad no podremos amar al mundo.

Una de las grandes pruebas de una sociedad civil es incluir a quien no es popular, a los marginados, los que miran o actúan de manera diferente. Este enfoque inclusivo requiere mucho trabajo; sólo el diálogo respetuoso y conversaciones constructivas pueden trabajar en el bien común. Aunque existe la fácil alternativa de la atomización, donde la gente deriva en islas de sus propios intereses y preocupaciones, el llamado es a involucrar, a pertenecer y no a disgregar.”

http://www.saladeprensamormona.org.mx/articulo/la-sociedad-civil-y-la-iglesia

ÍNDICE

1.- ¿Por qué la fe es importante para la sociedad? 2- Otros artículos
Te invitamos a conocer por qué la fe es importante para la sociedad en una serie de cinco partes:
1. La sociedad civil y la Iglesia
1. Atracción hacia personas del mismo sexo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *